domingo, 1 de mayo de 2011

A mi manera

Cada quien tiene sus berretines en materia de pilcha. Conozco más de un quía que anda chocho de la vida vestido de los pies a la cabeza en la onda roquero de Levi's, tipos que viven persiguiendo lo último de lo último por los nuevos Palermos que se van creando por la ciudad, y hasta algún pajuerano que pasa por Chemea y sale creyéndose un galán de telenovela.

En mi caso, tengo un camisero amigo en la calle Salta al que rara vez traiciono comprando en otro lado, y una sastrería en Colegiales de la que han salido la mayoría de mis trajes. Pero cuando quiero sentirme un verdadero latin lover, el matador de los cien barrios porteños, paso por el local de Mc Taylor de Av. Santa Fe y Paraná, y cuando salgo agarrate Catalina.

Creo que lo que más me gusta de la marca es la capacidad para ser innovadores variando sobre esquemas clásicos y sin caer en ese snobismo que hace que mañana nos veamos ridículos con lo que ayer éramos la créme de la créme. Una prenda de Mc Taylor de hace algunos años sigue conservando la elegancia y el buen gusto del día en que la compramos, pese a que las modas hayan seguido su curso por otro lado. 

Otro punto fuerte de la casa es el cuidado en los detalles y las terminaciones, que le dan un plus de sofisticación al producto. Por ejemplo, hace unos años compré un sobretodo largo, que se destaca por tener la parte superior del cuello hecha en una especie de terciopelo, que otorga a la prenda un aire lujoso similar al de los abrigos militares de principios del siglo XX.

Pero no nos desviemos del tema que quería tratar. La cuestión es que todas las marcas, por más clásicas que sean, siempre tienen alguna novedad para cada temporada, y aquí quería comentarles lo que ofrece Mc Taylor para hacerle frente a los frescores de este año.

Como es habitual en la firma, la propuesta tiene una impronta bastante europea, en algunos aspectos marcadamente italiana. En materia de sastrería, apuntan a una elegancia chic (si cabe la redundancia), sin caer en lugares comunes como el abuso del color negro (que queda más bien reservado, afortunadamente, a la línea de abrigos). Al contrario, aún dentro de la oscuridad que caracteriza a la paleta invernal, hay lugar para propuestas vívidas como los sacos de terciopelo en azul marino, o detalles que dan un toque de vida y originalidad, como cuadros, rayas, espigas, etc.

Por el lado de las camisas, la marca suele destacarse por usar géneros con texturas y diseños que salen de lo habitual sin caer en lo llamativo o lo vulgar. Este invierno no es la excepción, y así pueden verse colores vivos que contrastan con la oscuridad de los sacos y abrigos, en tonos de celeste, rosa o lila. También hay mucho cuadrillé (tendencia que, he de decir, me encanta), cuellos a contratono y detalles en cuellos y puños que juegan con diferentes tramas y diseños.

En conclusión, Mc Taylor propone una vez más un hombre moderno y clásico a la vez, que navega por arriba de las tendencias con un toque de desenfado. Que se yo... A mi, me piace, ¿y a Ud.?

5 comentarios:

Sol dijo...

Me encanta el estilo italiano en moda masculina. Saben vestirse como nadie los tanos!!!

Aninka Tokos dijo...

Cierto lo que dice Sol: se ven super elegantes y masculinos.
Mc Taylor tiene unas prendas exquisitas y es inevitable que quien compré allí, se haga eco del buen gusto de la marca.
Saludos!

Dr. Merengue dijo...

Sol, efectivamente, el "estilo italiano" me parece sinónimo de buen gusto, al menos en lo que hace a ropa formal y sastrería. Lo cual no quiere decir que todo lo que salga de Italia sea necesariamente de buen gusto, porque también existen marcas abominables como Dolce & Gabbana, que son la máxima expresión de la vulgaridad new rich propia de futbolistas y personajes farandulescos.

Aninka, Mc Taylor es lo más grande que hay. Prácticamente no tienen prendas que no den ganas de ponerse.

Gonzalo dijo...

Dr. Merengue, aqui me reporto! Mc Taylor tiene la capacidad de cambio, de aggiornarse con los nuevos tiempos sin caer en el fashion victim.

Buena jugada la de incluir un personaje tan ajeno de los escandalos mediaticos y carrera muy solida como Leonardo Sbaraglia.

Me gusta esta coleccion de invierno, pero aun mas la del verano pasado.

Saludos y hasta la proxima.

Dr. Merengue dijo...

Gonzalo, en general también suelo preferir las colecciones de verano a las de invierno, pero los sacos y los abrigos de Mc Taylor me encantan.
He estado ocupado últimamente y no he podido actualizar el blog, pero espero aportar algunas novedades esta semana.